Bolonchén Cahuich

El pueblo tuvo nueve pozos, cuatro de ellos en la plaza principal y el resto a los alrededores. De acuerdo a Santiago Pacheco Cruz (citado por Encalada, 1987) el poblado debe su nombre a la traducción que quiere decir: “las dos vistas de los nueve pozos”, por derivarse de las voces de bolón, nueve, cheen, pozo; y uich o ich, ojo, que de igual manera se podría traducir como “los nueve pozos de Cahuich.”

Este poblado tiene como principal sustento la agricultura pues se presume que surgió de una antigua hacienda con población maya que se dedicaban a cultivar maíz y frijol.

Según las crónicas históricas, Bolonchén Cahuich, llegó a revestir enorme importancia, por ser paso obligado hacia los Chenes, el granero de la región y despensa principalmente de la ciudad de Campeche durante el siglo decimonónico. Pero, según la memoria no escrita de los habitantes de este lugar, esta bonanza se terminó debido a una maldición proferida por un sacerdote que oficiaba misa en el lugar llamado Juan Seragorvia, quien en una plaga de langosta salvó su milpa por medio de oración, contrario al pueblo cuyas sementeras fueron arrasadas. La furia sin razón de los pobladores se dirigió al cura quien fue castigado a latigazos y éste ante sanción injusta vaticinó el declive de Bolonchén Cahuich.

 

Fuentes: “Monografía del Municipio de Campeche”. Alicia Elida Gómez Montejo

 

 

Información

Encontrar más